Seguidores

jueves, 26 de enero de 2017

Tu destino está en tus manos

Creemos tener la necesidad de alcanzar metas en nuestra vida, como si de marionetas con sueños se tratasen, queremos andar sin miedos, pisar con fuerza, enfrentarnos, pero a la hora de la verdad, huimos. Como si nada más pudiésemos hacer, tan solo alejarnos. Intenta no pensar tanto y actuar más, que tu cabeza esta llena de ideas? Cogelas, no las dejes escapar. Ilusiónate por todo lo que hagas, no dejes que nadie te quite las ganas de ser tú mismo. Es importante que sepas distinguir que ser tú mismo no es una opción, es una prioridad, no importa la de veces que te rompas, que te caigas, que siempre habrá una ocasión para levantarte. Si te fijas, las palabras se han ido entremezclando y llegará un punto donde habrá un cúmulo de tantas y tantas palabras que ninguna se percibirá con claridad. Y esa eres tú, demasiadas cosas en la cabeza pero ninguna lo suficientemente nítida. Faltan ganas, ganas de reinventarse, porque siempre habrá una mejor versión de ti misma aunque no seas capaz de verla ahora. Y ahora estoy escribiendo algo que empieza por L, en cierto modo parece que no cabe en la pantalla pero date cuenta de que la libertad va por libre, aparece tan rapido como desaparece. Amistades, relaciones de amor, ¿que son de ellas? Somos de la generación de las no relaciones, queremos tener una historia de amor pero no queremos que nos conquisten, queremos sentirnos queridos sin querer nosotros primero. Atrás quedaron la inocencia y la bondad de nuestra infancia, hoy en día se venden más discos de vinilo que DvDs, tal vez no queramos que la música pierda su toque de los 80. Hay secretos que permanecerán encerrados en la caja de Pandora al igual que este popurrí de palabras que he formado. Recuerda te quiero bien subrayado y en negrita siempre que sea sincero.
Quizás tenga alguna que otra cicatriz que van marcando mi día y van haciendo la persona que soy actualmente. Piensa que nadie nace enseñado y queremos ser tan cuadrados que lo original es ser círculos. Por favor, si me permites un consejo, nunca dejes de quererte. 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Follow by Email