Seguidores

jueves, 26 de enero de 2017

Tu destino está en tus manos

Creemos tener la necesidad de alcanzar metas en nuestra vida, como si de marionetas con sueños se tratasen, queremos andar sin miedos, pisar con fuerza, enfrentarnos, pero a la hora de la verdad, huimos. Como si nada más pudiésemos hacer, tan solo alejarnos. Intenta no pensar tanto y actuar más, que tu cabeza esta llena de ideas? Cogelas, no las dejes escapar. Ilusiónate por todo lo que hagas, no dejes que nadie te quite las ganas de ser tú mismo. Es importante que sepas distinguir que ser tú mismo no es una opción, es una prioridad, no importa la de veces que te rompas, que te caigas, que siempre habrá una ocasión para levantarte. Si te fijas, las palabras se han ido entremezclando y llegará un punto donde habrá un cúmulo de tantas y tantas palabras que ninguna se percibirá con claridad. Y esa eres tú, demasiadas cosas en la cabeza pero ninguna lo suficientemente nítida. Faltan ganas, ganas de reinventarse, porque siempre habrá una mejor versión de ti misma aunque no seas capaz de verla ahora. Y ahora estoy escribiendo algo que empieza por L, en cierto modo parece que no cabe en la pantalla pero date cuenta de que la libertad va por libre, aparece tan rapido como desaparece. Amistades, relaciones de amor, ¿que son de ellas? Somos de la generación de las no relaciones, queremos tener una historia de amor pero no queremos que nos conquisten, queremos sentirnos queridos sin querer nosotros primero. Atrás quedaron la inocencia y la bondad de nuestra infancia, hoy en día se venden más discos de vinilo que DvDs, tal vez no queramos que la música pierda su toque de los 80. Hay secretos que permanecerán encerrados en la caja de Pandora al igual que este popurrí de palabras que he formado. Recuerda te quiero bien subrayado y en negrita siempre que sea sincero.
Quizás tenga alguna que otra cicatriz que van marcando mi día y van haciendo la persona que soy actualmente. Piensa que nadie nace enseñado y queremos ser tan cuadrados que lo original es ser círculos. Por favor, si me permites un consejo, nunca dejes de quererte. 

 

sábado, 7 de enero de 2017

Carta a mi yo del pasado

Querida yo: 
Quizás te sorprenda que te escriba esta carta, a ti, la que se guía por impulsos y deja que la vida le sorprenda. Pero a ti, que aún eres una niña, necesito que estés preparada para lo que venga, no te imaginas la de vueltas que da la vida. No quiero hacerte spoiler pero ahora mismo, esto de escribir cartas no es muy común, ya me entiendes, ahora preferimos los botones antes que los lápices. Vive el presente, cada día es diferente, cada día merece la pena, ese es el mejor consejo que puedo darte. Sé que no me harás caso, pero intenta no meterte en líos, aunque claro, nunca fuiste una chica buena. Confías demasiado rápido, por eso te llevarás alguna que otra decepción. Deja que las personas entren y salgan de tu vida, no llames amigo a aquel que no supo serlo. La vida es así, unos entran y otros salen, tan solo te digo que quien te quiera, se quedará a tu lado. Vivirás experiencias nuevas, que nunca creíste que te tocarían pero no te avergüences de ello, conocerás a personas increíbles con las que mantendrás una amistad. Nunca nunca olvides a tus amigos de siempre, ellas que siempre han estado, eso es uno de los mejores regalos que recibirás. Olvidamos, tú y yo, demostrar el cariño, no te vayas a la cama sin dar un beso de buenas noches a tus padres, que nadie te dará tanto apoyo. Deja de pensar en ese chico, no vale la pena, en el fondo sabes que las cosas terminan tan rápido como empezaron. Tranquila, ya habrá tiempo para eso. No dejes escapar las oportunidades, los momentos, no dejes que nadie te pise, ten por seguro que eres más fuerte de lo que crees. Inseguridades ocultas en ti, intenta no escucharlas. Habrá viajes, de esos que nunca se olvidan, veranos que repetirías a pesar de todas las locuras vividas. Tan solo quería decirte que nunca pierdas la sonrisa, no te enfades, sé que odias que te digan lo que tienes que hacer, pero a veces, es necesario. Tu Creatividad, sal y comete el mundo. Intenta solo un poquito no ser tan cabezota, no digas que no, sabes que lo eres. Escucha y sobretodo, da amor y recibirás amor. 

Un beso muy fuerte,




Follow by Email